Entrevista con Camilo Pareja (Apolo)

15:30 juan jose pelaez villada 0 Comments


Encontrarme con este gran artista no fue tan complicado. Por fortuna estudia en la misma universidad que yo, hasta hemos visto clase juntos, gracias a eso tuve la oportunidad y el placer de conocer directamente a Cristian Camilo Pareja Montoya, un artista urbano de la ciudad de Medellín, que a sus 25 años uno supondría que está comenzando su experiencia en el campo, pero Camilo, más conocido como Apolo, ha tenido un recorrido extenso, con algunos giros en su carrera, que lo han llevado a consagrarse hoy por hoy como un artista visual, vocero de lo urbano con reconocimiento a nivel nacional.

El recibimiento de Apolo fue muy cercano, una sonrisa, y hasta una invitación a tomar algo antes de la charla. Su amabilidad y carisma para colaborar con esta entrevista reflejan el empeño y el agradecimiento que ha tenido con las distintas personas que han sido parte de su proceso de formación como artista, y más allá, como persona. 

A pesar de que sus planes y los de sus padres eran que fuera ingeniero, y ya habiendo empezado a estudiar Ingeniería Sanitaria, en la Universidad de Antioquia, Camilo no sintió la suficiente motivación en esa carrera y apostó por su talento para el dibujo. Apolo nos cuenta como fue todo el recorrido por los diferentes niveles a los que se enfrentó en su periodo universitario y como artista. Su pasión, arriesgarse, los tropiezos, los amigos, los amores, han tenido en el arte de este personaje una carga significativa gigante. La dedicación es producto de su técnica, muestra de ello es como por culpa de un accidente tuvo impedido el brazo derecho (que era con el que tradicionalmente trabajaba), pero con mucho esfuerzo y tiempo Apolo desarrolló una gran técnica con su brazo izquierdo, tanto que asevera que la fascinación por el arte, a la hora de aprender a realizar sus proyectos con el otro brazo, creció mucho, y fue una epifanía como artista y en su superación como persona. 

¿Cómo ha sido el proceso de aprendizaje artístico y donde sucede? 

“Bueno, en el 2007 o 2008, empecé una técnica en diseño gráfico, en la Universidad minuto de dios. Ahí en la seccional de Bello, kilometro cero, vía Medellín Bogotá. Empecé la técnica. Duró año y medio, me gradué, pero digamos que eso realmente no aportó como mucho a la carrera; simplemente es algo que fue como a fin, no me gusto mucho, porque en ese momento no la tenía muy clara todavía. 

Después empecé ingeniería, hice entre 5 y 7 semestre de Ingeniería Sanitaria en la UdeA y fue una época donde estuve totalmente retirado del arte, no hacía nada, pero nada… Pues uno hacia cosas en la casa. Bueno, ya llegando la última etapa en la universidad de Antioquia, era más… Ah, yo iba clase era a dibujar hermano. No hacía otra cosa, yo dibujaba a los profesores, dibujaba a mis amigos, muñequitos. Yo en esa época no avancé, es más ni estaba contemplado terminar donde estoy ahora, que es todo eso del arte urbano. Si, uno medio lograba imaginarse de ilustrador o diseñador gráfico, pero ya. Siempre quise estudiar publicidad, pero las condiciones no me permitieron costearme la carrera. Entonces esa última parte era más que todo desparche. Chicanear con los compañeros, porque uno entre un montón de ingenieros, el que dibuja es distinto. 

El dibujo desde pequeño me ha acompañado. En la promoción del colegio, en once, hice un dibujo, una pancarta, que es el dibujo más grande que he hecho hasta ahora, que era el dios Atlas cargando al mundo en la espalda, en vinilo.

Luego de eso empecé un proyecto que se llamaba Apolo creativos, lo lanzamos a un concurso de la ciudad de Medellín, que se llamaba capital semilla, era crear un colectivo donde hiciéramos publicidad, no dando tanta importancia a las producciones impresas. Era más como al arte. Realizábamos aerografía. Ese concurso yo me lo gané en el año 2012, yo en eso seguía en la UdeA, pero yo decidí parar los estudios. Mis papás rechazaron mucho la idea, mi papá me dijo que como iba a cambiar una ingeniería por irme a hacer dibujitos. Y yo logre convencer a mis papás porque ya tenía un local, me estaba yendo bien con eso, y muy decepcionados y todo, ellos terminaron aceptando eso.
Pero después de todo, ellos son mi mayor apoyo y motivación.

En el 2013 me empecé a relacionar con otro tipo de personas, con grafiteros, por ese lado es que nace Apolo, pues no es un nombre con significado espiritual ni nada, es más, mi papá fue el que hizo el aporte con el nombre. Entonces conocí un compañero, que yo digo que es mi mentor: Fate ome, un grafitero vieja escuela que su fuerte es la aerografía. En diciembre de ese año cerré el local porque ya siempre estaba afuera pintando locales y pintando en otros lados. Yo terminando diciembre y enero, con todo lo que trabajé y ahorré le dije a mi papá que yo me pagaba la universidad, pero que me dejara explotar mi potencial artístico, entonces me preguntó que ¿en dónde iba a estudiar?, y yo ya sabía: comunicación grafica y publicitaria en la universidad de Medellín.

Aparte de todo, pasó algo muy representativo ese año, conocí casa kolacho, un colectivo de hip hop de la comuna 13, ellos son los que más me han apoyado como artista y me han hecho crecer como persona, ellos fueron los que me metieron en la escena del arte a nivel nacional y debido a eso mi trabajo aumento. Me llamaban de mas lugares y había con que cubrir los gastos de la U para otros semestres”. 

¿A qué edad fue el primer acercamiento al arte?

“Por allá en sexto, temprano, yo me acuerdo de un suceso, que nunca se me borra, yo copié la caratula de un poni en la hoja de un cuaderno, copié literalmente la caratula. Yo recuerdo que eso fue para mí mero orgullo, mejor dicho desde que tengo memoria, ese es mi primer recuerdo, el dibujo del poni. 

Después del colegio entré a un grupo de dibujo, todos así como medio roqueros, y todos dibujaban manga, estuve como dos semanas juntándome con ellos y empecé a ver clase oficial en ese grupo”.

¿Qué técnicas usas para realizar arte? ¿Qué te motivó a seguir esas técnicas?

“Por ejemplo dentro del arte urbano, generalmente se usan acrílicos y aerosoles, también hago aerografía, he estado también muy inquieto con la acuarela y ya el grafito, que es dibujo a lápiz. 

La motivación por ese arte es muy curiosa, digamos que quien hoy es mi mentor, en su momento era como la persona a vencer. En ese entonces, la relación con él no era muy buena, aunque no nos conocíamos, pero siempre admiré mucho lo que hacía, me parecía muy nota lo que realizaba. Para mi Fateone es un modelo pues, hoy todavía, para mi ese man es un dios, un gran artista y una excelente persona. Fue por ese lado, por cuestión de superación, empecé a apostar mucho a mis ilustraciones, trabajar mi propio estilo, algo icónico que me pudiese identificar. Pero era más la ambición de romper el espacio del papel, llevarlo a un nivel más grande, ya hablando de un muro de 12 metros. Era el hecho de crear mis cosas y dejar algo visible, que va a ver todo el mundo y dejar una huella. No pasar tan desapercibido en esta vida, ser más trascendente, así uno no esté presente en ese lugar. 

Algo que aprendí con casa kolacho fue la motivación por las relaciones, uno empieza un proceso grande de comunicación, de compartir con la gente, de que se acerquen a preguntar sobre lo que estoy haciendo, y salir como de las cuatro paredes, transmitir y comunicar a través de la pintura.”

¿Qué referentes artísticos han influenciado tu trabajo?

Yo cuando comencé en este proceso, vi muchos artistas con trabajos increíbles, pero digamos que los artista que han tenido más peso, más allá de la calidad artística; por lo que me han enseñado, está Fateone, El Chamo, Chamo hubo un tiempo que me apoyó bastante, es más, él fue el primero que me sacó a pintar a la calle, por allá arriba a Buenos Aires, y me puse a pintar con él y un francés. Jomag, un artista de la comuna 13, y es bien porque siempre me ha dicho las cosas como son. Y otras personas que digamos que no son grafiteros, pero si para mí son como hermanos, primero Jeihhco, Jeison Alexander, que es el líder de casa Kolacho, digamos que es el que más motivación me ha dado estos últimos dos años. Pa’ mi lo que diga él es palabra pues, lo que dice que no se hace, no se hace. Le tengo mucho respeto y me ha dado la confianza y el empuje. Y el otro que también aprecio bastante es El Chavo, que también es quien me ha dado mucha fuerza, y de resto, el parche de casa kolacho, que han sido muy importantes en este proceso.

Algún recuerdo de la realización de tus obras

Por ejemplo la primera vez que salí a pintar, con Chamo, Salimos con un francés, Joseph, yo no tenía pinturas, no había cogido casi nunca una lata, pero igual yo fui. Alguien importante es Jennifer, es mi mejor amiga, yo con ella he vivido de las verdes y las maduras. Entonces ella en esos momento era quien me acompañaba pa’ arriba y pa’ abajo: Que vamos de paseo, que me acompañaba a pintar, y ese día con Chamo y el francés me acompañó, ese parche ese día fue muy bacano, fue una experiencia muy buena, feliz. 

¿Qué viene para Camilo Pareja?

La verdad yo soy de una vida con muchas sorpresas. Lo que sí sé, es que yo estoy muy empeliculado con esto, mis sueños son algún día poder llegarle a mucha más gente, mejorar en concepto.

Algo que quisiera, es pintar un edificio, algo así bien grande bien bacano. Participar de festivales. Por ejemplo, el año pasado viaje a Bolivia durante una semana, la experiencia  marco el inicio de una nueva etapa, porque se compartió la experiencia que desde casa kolacho se ha vivido con el graffiti en medellin y nosotros nos fuimos  como replicadores de experiencia, Juda, Jomag y yo, con  jóvenes de la Paz y el alto de la paz durante una semana, donde también conocimos  parte de la cultura. Fue un viaje muy enriquecedor,  en el  cual también tuvimos  la oportunidad de poder pintar en una de las estaciones del tele esférico de la paz. Y ya proyectos un poco más interesantes, estoy en contacto con compañías como Gef, para proyectos más compactos de aerografía en tenis personalizados, y otros proyectos que están en conversación, y ojalá este año todas se puedan concretar. 

Un mensaje para los lectores del blog

Apoyo al talento local, un proyecto muy bacano, y pues Letra sucia va a dar de que hablar.



0 comentarios: